Proyecto busca evitar ingreso a Chile de agentes patógenos por descarga de aguas de lastre

Proyecto busca evitar ingreso a Chile de agentes patógenos por descarga de aguas de lastre

Investigadores del Centro de Investigación en Biodiversidad y Ambientes Sustentables (Cibas) de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, trabajan en un proyecto del Fondo de Investigación Pesquera y de Acuicultura referido a la potencial introducción de especies no nativas invasoras a partir del tráfico marítimo internacional que ocurre en costas chilenas.

La investigación es dirigida por el académico de la Facultad de Ciencias y del CIBAS de la UCSC, Dr. Patricio Camus y desarrollada en conjunto con los investigadores Dr. Antonio Brante, Dra. Florence Tellier, Mg. Christian Díaz y Javier Monsalves, contando con la colaboración de la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar).

El principal objetivo es la evaluación del riesgo de introducción de posibles agentes patógenos y especies exóticas invasoras en el medio marino por medio de descarga de aguas de lastre -almacenamiento de agua de múltiples áreas geográficas para asegurar la estabilidad de los barcos- y sedimentos en puertos nacionales.

“El ingreso de especies por medio de barcos es una línea de investigación poco explorada en nuestro país y de especial relevancia, dado que este tipo de naves constituyen un vehículo y puerta de acceso para especies invasoras, las que se caracterizan por su capacidad de alterar significativamente los ecosistemas”, comentó el doctor Brante, director del Cibas.

Lo anterior conlleva una serie de impactos negativos para la biodiversidad nativa, poniendo en riesgo la economía de recursos naturales e incluso la salud pública. A lo anterior se suma el hecho de que el agua de lastre ha sido vinculado a eventos de floraciones algales nocivas (FAN), cuya frecuencia ha aumentado de forma progresiva en las últimas décadas y ha afectado considerablemente la industria salmonicultora chilena.

Dentro de los alcances del proyecto, destacan la identificación de brechas tanto en la normativa vigente como en ámbitos logísticos para la aplicación de modelos de desarrollo y planes de vigilancia que permitan minimizar el riesgo que conlleva la introducción de organismos foráneos, los cuales serán evaluados a nivel piloto en los puertos de Valparaíso, San Vicente y Puerto Montt en los próximos meses.

En la práctica, este tipo de herramientas posibilitan la determinación del riesgo potencial de dicha actividad, basándose en variables como el volumen de agua transportada, tipo de barco y similitud ambiental del lugar de procedencia, lo que permite una adecuada fiscalización y mejoras en la toma de decisiones preventivas.

Fuente: El Portal Portuario